Nombres de pila o Motes

Desde los primeros días de Rotary, los socios se han dirigido unos a otros, en Estados Unidos, por su nombre de pila. Ya que el conocimiento personal y la amistad son bases fundamentales de Rotary, por ello, era natural que muchos clubes adoptaran la costumbre de hacer a un lado los títulos formales en conversaciones entre sus miembros.

Personas a las que normalmente se les llamaría Doctor, Profesor, Señor, Señorita, Licenciado, Ingeniero, son llamadas regularmente Cliff, Luis Vicente, Celia, Frank, Jonathan, Bill, Lorna, Wilf, Joan, Salomón, por medio de iniciales D.K., refiriéndose al Presidente de R.I. 2008/09, y Young, John, June. En Brasil, tradicionalmente por su apellido y el tratamiento de “tu” en países de habla hispana. Los gafetes que normalmente portan los socios durante las sesiones Rotarias, llevan este primer nombre o nombre de pila en él, o incluso su apodo, de acuerdo al gusto del propio Rotario y la costumbre de cada club.

En algunas áreas, como Europa, los socios de un club usan un estilo más formal al dirigirse a los otros socios del club. En otras partes del mundo, particularmente en países asiáticos, la práctica es asignar a cada nuevo socio un apodo cómico que se refiera a alguna característica personal o que describa su negocio o profesión.

Un socio apodado Oxígeno es aquel que fabrica productos químicos gaseosos, Árboles es el apodo del socio que está dentro del negocio de madera, Papel de aquel que esta dentro del negocio de papelería. Hay otros que llevan apodos tales como Músculos, Sonrisitas, Suchi, etc., como comentarios a su apariencia física. Los apodos son frecuentemente una fuente de diversión sana y compañerismo.

Pero ya sea que se le llame a un Rotario por su nombre de pila o por su apodo, el espíritu de amistad es el paso inicial que abre las puertas para otras oportunidades de servicio. No en todos los clubes es costumbre el usar sobrenombres, pero sobre todo en América, se usa el hablarse de tú y por su nombre o apodo.